De oro y cera


Si la palmera pudiera
volverse tan niña, niña,
como cuando era una niña
con cintura de pulsera,
para que el Niño la viera...

Si la palmera tuviera
las patas de borriquillo,
las alas de Gabrielillo,
para cuando el Niño quisiera
correr, volar a su vera...

Si la palmera supiera
que sus palmas, algún día...

Si la palmera supiera
por qué la Virgen la mira... 
Si ella supiera...
la palmera...

Gerardo Diego, "Canción al niño Jesús"



Árboles de navidad realizados en papel y coloreados con purpurina y ceras
Postales decoradas con la técnica del jaspeado
Trabajo realizado por niños de 4 a 11 años

¡FELIZ NAVIDAD!

¿Quién dijo miedo?

Hoy, al anochecer, hemos tenido una extraña visita. Estábamos dibujando en el 4Gatos cuando han llamado a la puerta... toc, toc, toc... tres golpes secos y luego, de nuevo el silencio... Y al abrir, los hemos visto: había, por lo menos, cuatro o cinco vampiros de cartón, una bruja de las de escoba y no sé cuantos fantasmas de flotante tarlatana... ¡menudo susto!.
Y ahí siguen, disfrutando de calor, bodega y despensa, como vulgares okupas... Porque, claro, a ver quién es ahora el valiente que se atreve a echarlos...


 Muñecos de Halloween realizados con cartón de papel higiénico y temperas.
Calabazas  modeladas en barro y vaciadas en papel maché
Trabajo realizado por niños de 4 a 11 años

Macedonia de frutas

Hemos elaborado la mejor macedonia del mercado: lleva todas las frutas que desees y está tan fresca, que salta del plato!



Composiciones realizada por alumnos de 4 a 9 años con siluetas recortadas en goma eva, usando la técnica del tampón.

¿Hacemos papel?

A medida que avanza el curso el taller se va llenando de papeles que no vamos a tirar. Vamos a hacer  con ellos algo mucho mejor: convertirlos de nuevo en flamantes hojas de papel!. 
Si quieres aprender cómo se hace, pincha el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=3gJi5i5XDG4. Verás que no es tan difícil.



 
En las fotografías puedes ver nuestros  papeles: los hemos decorados con hilos, hojas secas y trozos de confeti (visibles en las imágenes al trasluz) y para ser los primeros,  no nos han quedado nada mal!

Si deseas copiar los preciosos papeles de la fotografía inferior, solo debes añadir alguno de estos elementos: plumas (f1), pétalos de flores (f2, f3), hojas de trébol, de hiedra o de perejil seco (f4 a f6), algodón de colores (f7), hilos de colores (f8), o confeti de papel (f9).
Puedes añadirlos directamente a la tina, pero te resultará más fácil  aplicarlos una vez fabricada la hoja, con la pulpa aún en el bastidor. 
Finalmente, también puedes teñir tus hojas con acuarela, café, cúrcuma, zumo de remolacha o colorante alimentario... las posibilidades son infinitas!


 Trabajo realizado por alumnos de 4 a 12 años

Feliz día, mamá!

Flores y corazones para recordaros de nuevo, queridas mamás, lo mucho que os queremos


1 y 2. Flores recortadas en papel vegetal. Los niños las han coloreado con ceras fundidas al calor, logrando efectos similares al papel jaspeado.
3. Portarretratos de cartón decorados con la misma técnica (cera y calor)
Trabajo realizado por alumnos de 4 a 11 años

12 pasteles

...para saborear con los ojos. ¡Buen provecho!




Dibujos al pastel realizados por alumnos de 8 a 12 años

Los mundos del agua

Dicen que la acuarela es la más difícil de todas las técnicas artísticas.
Es posible, pero nosotros creemos que es, también, la más divertida. 
Prueba a salpicar sal o alcohol sobre tu acuarela aún  húmeda, o a pintar sobre un dibujo realizado con cera (blanca o de color).
Atrévete incluso a mezclar varios de estos efectos en el mismo trabajo... ¡y veras que pronto nos das la razón!.


 
 Sal gruesa sobre acuarela húmeda

1.  Salpicado (dripping) de alcohol sobre acuarela húmeda
2. Dripping de acuarela de distintos colores sobre fondo de acuarela húmeda

 Dripping de acuarela

 
 Dripping de alcohol sobre acuarela húmeda

Acuarela sobre reservas de cera, enmascarador comercial y pegamento "Imedio"

Acuarela sobre cera de color

Acuarela con reservas de enmascarador comercial

Acuarela sobre reservas de cera blanca + dripping de alcohol

Trabajo realizado por alumnos de 6 a 12 años

3 bosques y 1 cuento


Andrés (6 años). Acuarela, rotulador y cera.

Álvaro (3 años)

Mar (4 años)

El gatito Gris 
Gris era un gatito pequeño y redondo. Tenía la cabecita blanca, las patitas negras y la colita y el cuerpo de color gris, por eso se llamaba Gris.
Gris vivía con su mamá en una esquinita del bosque. Un día  salió a pasear, y saltando y jugando… se perdió!. Pronto se hizo de noche y el bosque quedó tan oscuro que no se veían ni las flores del suelo. El gatito si veía la luna y las estrellas, pero con tan poca luz no lograba encontrar a su mamá.
Buscó detrás de un árbol, pero no estaba. Miró detrás de una seta, y tampoco. Siguió buscándola detrás de los manzanos, de los pinos, de todas las setas y árboles del bosque… sin suerte. Y entonces se encontró con una mariposa
- “mariposa -le preguntó- ¿has visto a mi mamá?... me he perdido en el bosque y no consigo encontrarla”
- “lo siento, gatito - respondió la mariposa - yo soy muy pequeña y vuelo muy bajo. Y la seta en la que estoy apoyada también es pequeña… desde aquí no puedo ver dónde está tu  mamá”
Gris se marchó muy apenado y siguió buscando a su mamá por el bosque… Y de repente, en lo más alto del pino más alto, encontró un pajarito. Al verlo tan triste, el pajarito le preguntó:
- “¿qué te pasa, gatito?, ¿puedo ayudarte en algo?”
- “estoy perdido en el bosque -respondió Gris- y no encuentro a mi mamá. ¿Tú sabes dónde puede estar?”
- “espera que miro… -le contestó- yo vuelo muy alto e igual consigo verla…”
- “¡Uyyyy! -exclamó al cabo de un rato- ¡creo que veo algo!: ¿tu mamá tiene la cabeza blanca, las patas negras y la cola y el cuerpo de color gris?. ¿Como tú, pero más grandes?, ¿si?, ¡¡¡entonces estoy viendo a tu mamá!!!. Ve por detrás del pino que hay junto a mí, luego detrás del manzano, después camina hasta la  seta morada.  Y justo después, en una esquinita, encontrarás a tu mamá”
Y el gatito así lo hizo, y enseguida vio a su mamá, que estaba muy preocupada. ¡Qué contentos se pusieron los dos cuando se encontraron!. Y aunque mamá estaba enfadada con Gris por haberse ido solo al bosque, enseguida lo perdonó, en cuanto él la prometió que no volvería a alejarse nunca más sin su permiso... 
Y Gris y su mamá se quedaron en su esquinita del bosque, donde vivieron seguros y felices
Y colorín colorado, este cuento se ha acabado 

Un cuento ideado por Mar y su mamá.