Mi primer Libro de Artista

Estas deliciosas piezas (acuarelas, collages, fotografías...) realizadas por los niños conforman el diario de un curso que acaba: 
pasad despacio sus páginas y recordad siempre lo felices que habéis sido creándolo. 


Y también hicimos velas, dibujamos con carbón, estudiamos los colores e inventamos dioramas... Y mil cosas más que no dio tiempo a hacer, pero que vosotros, artistas-alumnos, ya habéis ideado. Porque, como decía Paul Gauguin, solo necesitáis “Cerrar los ojos para empezar a ver”
¡Feliz verano!

No hay comentarios:

Publicar un comentario