Caracol, col, col

Hace unos días que las señoras tortuga y don caracol aprovecharon nuestro imperdonable descuido para escapar del taller y conocer mundo…. ¡Y helos ahí!, trepando a las cumbres de las más altas margaritas y cruzando (que valientes!) florestas de hierba y anchos ríos…
Para alegría y alboroto de sus jóvenes creadores, están por fin de vuelta en casa. ¡Y con muchas historias viajeras que contarnos!




Los artistas posan con sus figuras, realizadas en arcilla y vaciadas en papel maché